María Elena inauguró su primer Centro Veterinario con el objetivo de ayudar a controlar de manera efectiva la sobrepoblación de animales abandonados e iniciar una campaña masiva de educación acerca de la tenencia responsable.

La iniciativa se enmarca en el programa Diálogos para el Desarrollo, impulsado por Minera Antucoya, en conjunto con la Municipalidad y la comunidad.  Tal y como explicó el gerente de Asuntos Públicos Norte de Antofagasta Minerals, Aníbal Chamorro, “este proyecto es el fiel reflejo de un resultado exitoso del programa que comenzó a implementarse hace más de un año y medio en María Elena, entregando resultados concretos. Este centro permite la esterilización y chipeo de los animales y, con ello, soluciona un problema de salud pública y seguridad en la comuna”.


Nelly Jorquera es oriunda de la localidad de María Elena, amante de los animales y ha participado durante años como activista de la agrupación animalista La Última Salitrera. Comenta que la situación con los animales abandonados es crítica en la comuna; la sobrepoblación y dificultad para la atención veterinaria han sido una problemática constante.

En este escenario, valora la reciente inauguración del primer Centro Veterinario de María Elena, iniciativa ideada por la propia comunidad y concretada con el apoyo Antofagasta Minerals –a través de Minera Antucoya- y la Municipalidad de María Elena. Para Nelly, este proyecto generará un cambio social importante, no sólo en el ámbito del control de la sobrepoblación de animales, transmisión de enfermedades y facilidades para consultas veterinarias, sino que además cumplirá el objetivo de educar a las personas acerca de la importancia de la tenencia responsable.

“Me parece genial esta intervención. Cada año vamos avanzando más en el tema y ahora, con el apoyo de Minera Antucoya, se puede realizar más proyectos. Como animalistas, queremos que esta iniciativa se proyecte en el tiempo y crezcamos en lo que respecta a la atención veterinaria. Esto es el incentivo para que la gente internalice la tenencia responsable”, agregó Jorquera.

Quien estará a cargo de este Centro Veterinario es María Belén Cornejo, médico veterinario del programa Tenencia Responsable de Mascotas y Animales de Compañía. Según su visión, “la situación en la que se encuentra la comuna es crítica, hay muchos animales abandonados; por lo mismo, me parece excelente el proyecto, el Centro Veterinario quedó muy bien implementado para dar la mejor atención a los animales de la comuna”.

Durante la inauguración, el alcalde Omar Norambuena destacó el compromiso de Minera Antucoya en este proyecto. “Hoy se concluye un trabajo colaborativo que nació a través de los Diálogos para el Desarrollo con Minera Antucoya y en donde se cumple un objetivo primordial, que es hacer las cosas bien. Podemos ver un espacio que se hizo con mucho amor y que será un tremendo referente para solucionar la situación de los perros abandonados de María Elena”, enfatizó.

En tanto, Aníbal Chamorro, gerente de Asuntos Públicos Norte de Antofagasta Minerals, explicó que “este proyecto es el fiel reflejo de un resultado exitoso del programa de Diálogos para el Desarrollo, el que comenzó a implementarse hace más de un año y medio en María Elena, entregando resultados concretos. Este centro permite la esterilización y chipeo de los animales y, con ello, soluciona un problema de higiene y seguridad en la comuna”.

Construcción del Centro Veterinario

Con la convicción de ser parte de este proceso de trabajo mancomunado, trabajadores de Minera Antucoya se organizaron para aportar en esta iniciativa.

Carlos Alvarado, electromecánico de la empresa ESM, que presta servicios en la faena minera, comenta que llegaron con pinturas, herramientas y muchas ganas de colaborar con el fin de mejorar significativamente la infraestructura del recinto. “Vinimos desde faena y trajimos todos los implementos para restaurar el sitio. Empezamos pintando los contenedores y luego dentro de ellos”.

Por su parte, Sandra Villavicencio, jefe de logística de ácido de Minera Antucoya, destacó que como trabajadores tenían muchas ganas de ser parte de este proyecto. “Esta actividad es el inicio de algo más grande, ya que dentro de los primeros meses de 2019 queremos realizar aportes más grandes asociados a mejorar la construcción del sitio. Es muy importante darles un espacio a la gente y sus mascotas, pero principalmente destaco el trabajo que se desarrolla con las personas. El inaugurar el Centro Veterinario nos entrega una mirada distinta y une a los grupos de trabajo”, finalizó.