La Compañía brindará oportunidades de prácticas laborales al alero de un plan pionero en Chile. A la fecha, ya suman más de 30 los jóvenes inscritos en María Elena para iniciar el proceso de postulaciones.

Con el objetivo de adecuar la oferta de formación de técnicos y profesionales a la demanda del mercado laboral minero, tanto en términos cualitativos como cuantitativos, Minera A​ntucoya y el Proyecto Eleva, de Innovum Fundación Chile junto al Consejo de Competencias Mineras (CCM), llevan adelante un programa de prácticas laborales pionero en Chile​.​​ Los beneficiarios serán mantenedores egresados del Liceo Técnico Profesional Científico Humanista de María Elena.

Claudio Torres, jefe de Desarrollo de Empleados de Antucoya, explicó que el programa abarca un proceso de pre selección con entrevistas personales, exámenes médicos y un test sicológico, para luego pasar a una capacitación de dos meses dictada por un Organismo Técnico de Capacitación (OTEC) con sello del CCM, iniciativa impulsada por el Consejo Minero. ​

Quienes aprueben este curso y sean evaluados positivamente en sus competencias conductuales (actitud, disposición, compromiso, etc.​) podrán optar a una práctica bajo la modalidad de contrato a plazo fijo de seis meses en la ​gerencia de Mantenimiento de Antucoya

Por su parte, el gerente de Mantenimiento, Paulo Alvear, precisó que esta iniciativa no sólo permitirá la posible captura de talentos jóvenes para Antucoya entre quienes completen el proceso, sino que también abre una puerta de oportunidades laborales en toda la industria minera para los alumnos que realicen la práctica.

"En un comienzo, nuestra idea era implementar prácticas tradicionales con chicos eleninos, pero un diálogo posterior con compañeros del Grupo nos permitió saber del Programa Eleva", recordó Alvear.

"El liceo de María Elena no estaba entre los establecimientos considerados por Eleva, pero logramos interesar al municipio de Maria Elena y a este programa para incorporarlo al proceso" destacó.

La etapa de difusión entre jóvenes de María Elena ya tuvo lugar en dependencias de su liceo y, en total, fueron casi una treintena los inscritos para iniciar este proceso de postulaciones.

Uno de los inscritos es Diego Sazo, alumno egresado en 2015 y que actualmente cursa segundo año de ingeniería en maquinaria pesada en Inacap. "Ahora que conocí este proyecto, mi plan es sacar el técnico que terminaría este año, hacer una pausa para quedar en este programa y, una vez concluido, seguir estudiando y sacar la ingeniería", comentó.

Bastián Cereceda, otro de los jóvenes interesados, manifestó que la "propuesta es súper interesante y me permitiría sumar mucha experiencia práctica y superación técnica a mi currículum".​